¿Dónde están las mujeres en los medios?

Reportajes

Son el 52 por ciento de la población mundial, pero sólo el 16 por ciento de las noticias se centran específicamente en mujeres. He aquí un análisis sobre prácticas más frecuentes cometidas desde las salas de prensa, que invisibilizan los aportes, las acciones y el papel que juegan las madres, hermanas e hijas, en la sociedad nicaragüense.

Por Mauricio Miranda | Sep 10, 2010

¿Y si los medios de comunicación en Nicaragua estuvieran bajo el mando de manos femeninas? ¿Veríamos más rostros de mujeres opinando como fuentes especializadas? ¿O seguirían predominando los hombres como expertos en temas económicos, políticos, religiosos, de salud o en ciencias, tal a como es la costumbre?

El Proyecto Monitoreo Global de Medios 2010 (PMGM) indica que las mujeres siguen sub-representadas como expertas y como autoridad, con un 19 y 18 por ciento respectivamente de aparición en los medios, respecto a los hombres.

¿Y qué sería de la nota roja, donde el “plato fuerte” que se brinda a las audiencias, con frecuencia son imágenes de hombres golpeando a sus esposas, a sus hijas y hasta a sus propias madres? El año pasado 79 mujeres fueron asesinadas, según la Red de Mujeres contra la Violencia. Once eran niñas menores de seis años.

En lo que va de este año, la cifra de feminicidios ya alcanza los 54, según este mismo organismo, que denuncia que en la mayoría de estos casos, los agresores son las propias parejas o ex parejas de las mujeres, motivo por el cual, fueron enunciados con el clásico calificativo de “crímenes pasionales” en los medios de comunicación.

¿Y seguirían ahí las notas informativas y los reportajes que refuerzan los estereotipos de Género? Actualmente, de acuerdo al PMGM, “es cinco veces más probable que a las mujeres se les describa con sus roles de esposas, madres, etc., en comparación con los hombres”, lo cual erosiona “los triunfos logrados por las mujeres para asegurar su posición de autoridad y responsabilidad en la esfera externa al hogar”.

Tres periodistas mujeres consultadas por Conexiones, lamentan que la “realidad” difundida a las audiencias a través de los medios, se encuentre tan alejada de la verdadera realidad. ¿La razón? El enraizamiento del sistema patriarcal.

“Nunca he visto a una economista mujer”

“La mujer es protagonista cuando se trata de violación, de violencia intrafamiliar, de aborto. En la política siempre aparecen varones. En el plano económico nunca he visto a una economista mujer. En el plano histórico se consulta siempre a varones”, afirma Doren Roa, reportera de la sección Variedades de EL NUEVO DIARIO.

“Las mismas mujeres consultan a hombres, a menos que la noticia te obligue a entrevistar a una mujer porque es protagonista de algún acontecimiento”, comenta.

El caso de Roa refleja un poco también lo que han sufrido otras periodistas, dentro de los mismos medios: discriminación y hasta acoso, por ser mujer.

Cuando empezó a ejercer la profesión en una radioemisora, varios años atrás, se enteró de una política administrativa que aplicaba el director para no contratar mujeres.

“Él decía que en los días de menstruación las mujeres podían faltar, que siempre andaban con tacones, y meterse a los arrabales cubriendo nota roja era complicado, y que atrasaban la noticia”, comenta.

Un día, Doren simplemente no llegó más a la radio, pues lo que había comenzado como mensajes “respetuosos” y a veces “no tan respetuosos” en adhesivos pegados en su monitor, que le ponían sus compañeros y sus superiores, pronto se convirtió en acoso. “Así que me fui, salí huyendo. Ni siquiera dije ya no vuelvo”, relata a Conexiones.

“Hay esfuerzos pero no políticas editoriales”

Patricia Orozco, conductora del programa de radio Onda Local, que se transmite en Radio La Primerísima, reconoce que existe un grupo de periodistas --en su mayoría mujeres--, que se están capacitando en Enfoque de Género en pro de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

Pero persiste el problema de que estas colegas, según ella, aún no asumen cargos de decisión importantes en los medios en que trabajan. “Probablemente la imagen que se proyectaría de las mujeres en los medios fuera más realista, con más reivindicaciones, y estaría más presente una visión de Derecho”, señala.

En el plano de la publicidad, aún la mujer es vista como “objeto sexual”, o bien se remarcan los estereotipos que delimitan el espacio de acción de la mujer, al hogar y al cuido de sus hijos, señala Orozco.

Un estudio monográfico elaborado por Tamara Rivera y Tania Trejos, en que analizaron 17 comerciales de televisión en un canal local entre septiembre y octubre de 2002, concluyó que el 83 por ciento de las agencias publicitarias calificaban a las mujeres como “sexy, bellas, provocativas, sumisas, pasivas y débiles, sin capacidades”; que “la producción publicitaria ofrece la imagen de las mujeres con un enfoque tradicional, siendo la realidad otra”; y que el liderazgo le corresponde a los hombres, mientras a las mujeres les toca el papel de “acompañantes”.

Patricia Orozco señala que “hay algunos esfuerzos” de medios y periodistas por profundizar en problemáticas vinculadas a la mujer, como el aborto y la violencia intrafamiliar, pero dichos reportajes “no logran ser políticas editoriales” en los medios de comunicación.

Mujeres periodistas en la historia nicaragüense, ignoradas

Ada Luz Monterrey Edén, la primera mujer en fundar una radioemisora en Nicaragua, con Radio Zinica, en 1979, afirma que “todavía no estoy muy convencida sobre la concepción de Enfoque de Género”, y la manera en que esta teoría pretende alcanzar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, debido a que “existen muchas corrientes, y eso nos confunde”.

Inclusive señala que hay organizaciones que “abusan” de esta teoría, “a veces hasta con fines económicos”. Monterrey, directora de Radio Mujer, quien asegura defender la causa “desde antes que existiera el Género”, señala que “aún muy falta mucho camino por recorrer” para que a las mujeres se les reconozca el lugar que se merecen tanto en la historia, como en el actual desarrollo de la sociedad nicaragüense.

Para la veterana periodista, es lamentable que las actuales generaciones de comunicadores y comunicadoras desconozcan biografías como la de Salvadora Latino, la primera mujer en ejercer el periodismo en Nicaragua, a finales de los años treinta del siglo veinte.

“¿Cómo es posible que en Nicaragua, en 1939, una mujer hiciera un programa para niños a nivel continental, y nadie la conoce? Ella muy hábilmente se alió con todo el cuerpo diplomático de Nicaragua y comenzó a transmitir su programa. Se llamaba Matilde Haydée Díaz”, relata Monterrey.

¿Pero a qué se debe este sesgo en los medios? ¿Errores? ¿Desconocimiento?

“Para mí no son errores. Es producto de una estrategia. Son líneas establecidas en los medios de comunicación. Ni creo que sea por costumbre. Con tanto desarrollo tecnológico y oportunidad de acceder a la información, deberíamos ir superando la desigualdad. Esto viene desde la concepción del medio de comunicación”, concluye.

Lo que dicen ellos

Un estudio elaborado por el periodista y docente Guillermo Cortés, sobre noticias y reportajes publicados en los diarios La Prensa y EL NUEVO DIARIO entre enero y abril de 2010, indica que “el 82.7% de las fuentes vivas utilizadas en las noticias, son masculinas; y el 17.3%, femeninas”, y señala que pudiera existir “un enfoque machista a la hora en que editores y periodistas seleccionan las fuentes que pretenden consultar”.

Roberto Collado, jefe de información de EL NUEVO DIARIO, asegura que en dicho periódico “no hay una política específica” respecto al Género en el tratamiento de la información que procesan, pero enfatizó que apoyan a los y las periodistas para que se capaciten en materia de Derechos Humanos y Género.

“La mejor política para tratar estos temas es contribuir al sistema de justicia en Nicaragua, favorecer a la víctima, y, sobretodo, contribuir a una sociedad que trabaje en reducir cada vez más estos hechos”, afirma Collado, quien asegura que en la redacción cuentan con tres editoras, y “más de la mitad (de periodistas) en cada sección son mujeres”.

Por su parte, Mauricio Madrigal, jefe de prensa del noticiero de televisión Acción 10, dice que “tratamos de que la nota termine de una manera edificante hacia el género” cuando se trata de temas de violencia contra la mujer. “No hay jefas de información”, admite Madrigal, pero destaca que “en el caso nuestro, la mayor cantidad de periodistas son mujeres; casi un 80 por ciento”.

“La mujer ha tomado una papel bastante notorio en la vida cotidiana del medio de comunicación en estos últimos años. Sin embargo, no puedo decir que las mujeres estén manejando los medios en igual proporción que los hombres, y eso podría ser alguna discriminación por falta de confianza hacia la mujer”, opina Madrigal, quien destacó que “la mujer es la pieza fundamental de la familia”.

 

 

"LAS PALABRAS TIENEN SEXO"

(Por Ivania Álvarez y Mauricio Miranda)

Ese es el título del libro compilado por la argentina Sandra Chaher, periodista especializada en materia de Género y presidenta de la asociación civil Artemisa Noticias, organización sin fines de lucro que fomenta la igualdad entre mujeres y hombres desde la comunicación. “Hay una disparidad enorme entre lo que las mujeres estamos haciendo y lo que los medios cuentan que hacemos”, explica.

“Están apareciendo nuevos modelos de mujeres con estereotipos vinculados a la mujer trabajadora, a la mujer política, a la mujer en nuevas actividades. E igual esa mujer y esas nuevas actividades aparecen sesgadas”, señala. “Angela Merkel (canciller alemana) usó un escote para una gala, y ese escote recorrió el mundo, porque eso no se puede aceptar en la mujer política", comenta.

“Cada vez hay más mujeres en la redacciones de los medios, pero llegamos a los cargos bajos”, señala Sandra. “Sucede que los varones se empiezan a retirar de la profesión, se van a consultorías, o áreas de Comunicación en trabajos más rentables, pero mantienen los cargos jerárquicos de los medios”, añade.

¿Qué hay del lenguaje? “Sigue siendo un lenguaje sexista; la mayor evidencia es la invisibilización de las mujeres. En el parlamento hay legisladores y legisladoras, y sin embargo, los medios en las notas dicen “los diputados de la Asamblea Nacional votaron a favor de tal proyecto””, explica.

“Las notas de violencia contra las mujeres donde estás hablando de crimen pasional, donde estás diciendo que la maltrató por celos porque ella salía mucho, todo eso es un pésimo enfoque de género”, indica.

Para Sandra Chaher, estas prácticas “hay que revertirlas”, y en cambio, abordar temas como derechos sexuales y reproductivos, incluyendo a los varones como actores fundamentales. “Los varones tienen que ver con los embarazos, con el uso de los preservativos. Tienen que informarse sobre la anticoncepción”, y así evitar “un enfoque discriminatorio”.

“Temas en que está en juego la vida de las mujeres son los que tendrían que estar en los medios”, pues “hasta el año pasado habían 525 mil muertes anuales en el mundo a causa de mortalidad materna”, indica Sandra Chaher.

“La otra línea es la de violencia y femicidio, que son muertes evitables y requieren una condena a los maltratadores. Y tenés la trata de personas, ya que el 80 por ciento de las víctimas son mujeres”. Entonces, “esto es lo primero que hay que poner en los medios”, sostuvo.

blog comments powered by Disqus

Licencia: Creative Commons

Reconocimiento (BY) Conexiones UCA

Rotonda Rubén Darío 150 mts. al Oeste.

Managua, Nicaragua

Apartado 69

PBX: (505) 22783923 Ext. 1292

Info: info@conexiones.com.ni