"Hemos tejido un sueño"

Reportajes

Foto: Valeria Dávila

*Fe y Alegría cumple 36 años de labor educativa en Nicaragua

*Su apuesta es por brindarles a los jóvenes de escasos recursos un oficio para que puedan salir adelante

Por Valeria Dávila | Sep 06, 2010

El salón está a reventar. Pobladores de las comunidades aledañas a Lechecuagos, municipio de León, se han dado cita en el auditorio de la Escuela Normal NER Asunción de Fe y Alegría. Algunos se han retrasado por las labores propias de su hogar y el campo, pero van incorporándose sudorosos y apresurados. 

La reunión la encabeza Rodrigo Sandoval, el Director del NER. Le acompaña la profesora Inés Quintero. Pero el objetivo de la reunión no es hablar sobre rendimiento académico de los alumnos ni sobre el pensum académico; están ahí para discutir sobre el costo del agua y sobre cómo mejorar el servicio.

Esmilda Hernández es habitante de Lechecuagos y líder en su comunidad. Asegura que “se hacen reuniones mensuales". "Nosotros traemos inquietudes desde la comunidad. Como líderes somos dos, visitamos casa a casa, vemos la problemática que hay y entonces nosotros venimos cada mes a presentarles a ellos lo que hay y cuando son emergencias venimos hasta dos veces por semana”, explica.

No es una casualidad que en el NER de Lechecuagos se reúnan para discutir sobre la gerencia del servicio de agua de la comunidad. La escuela lleva la voz cantante en la administración de dicho servicio. Esta escuela forma parte de los 30 centros educativos de Fe y Alegría, en los que promueven el vínculo con la ciudadanía.

“Somos muchos los actores y actoras en este proceso, en esta vida de la comunidad a nivel de educación, y que sin embargo, en la vida cotidiana nos quedamos encerrados en los docentes y el equipo de dirección”, reflexiona el profesor Sandoval al referirse a la  necesidad de establecer esa relación entre la escuela y la comunidad.

El camino ha sido largo, pero los frutos son positivos. El NER de Lechecuagos es hoy en día un punto de referencia clave para las organizaciones y la población de esa comunidad.

El director del NER recuerda que todo comenzó en 1994 cuando se realizaban reuniones bimensuales con los padres de familia, pero no necesariamente para entrega de notas sino para acompañar el proceso organizativo de la comunidad.

La escuela, según el concepto de Sandoval, “es la plataforma del desarrollo de la comunidad, porque la escuela está abierta a un sinnúmero de situaciones tanto a los padres de familia en el acompañamiento de la parte pedagógica de los estudiantes, como también la escuela abierta a las cooperativas para la parte de su formación”. En el NER de Lechecuagos concurren ocho cooperativas para realizar sus asambleas.

El vínculo entre la escuela y la ciudadanía no sólo beneficia a la comunidad en sus procesos organizativos. También el sistema educativo se beneficia, pues según sus promotores, el colegio se convierte en un punto de reunión en donde concurren líderes llevando sus reuniones bimensuales sin la presencia de maestros, padres de familia, en el acompañamiento de sus hijos.

Sandoval indica que gracias a eso “la gente sabe lo que quiere; se va a un sector, a una familia, la gente sabe lo que es organización, saben cuándo están preparados, saben qué pedir a nivel pedagógico, saben de calidad educativa y esto la evidencia concreta es porque te lo dicen, lo expresan”.

Esta fórmula se repite en los distintos centros de Fe y Alegría. En el colegio Nuestra Señora de Guadalupe, ubicado en el barrio Bello Amanecer de Ciudad Sandino, el profesor Mario José Cano señala que “el colegio facilita su estructura física para reuniones que convocan los CPC o los organismos no gubernamentales, la municipalidad o la policía y  esto es lo sabe la gente que viene de afuera, que cuenta con las instalaciones y cuenta con nosotros para coordinar acciones de ese tipo”.

Promueven educación popular

Desde el año 2005, Fe y Alegría comenzó a tejer un sueño que consistía en construir un sistema de mejora de la calidad para la educación pública. Cinco años después, el sueño ha sentado sus bases. Han tejido una red con directivos, docentes, familias, estudiantes, comunidades y equipos pedagógicos de las oficinas nacionales para abordar el tema educativo entre todos.

"El colegio Nuestra Señora de Guadalupe, si yo lo tuviera que caracterizar, diría que es un colegio que está tratando de impulsar como colegio de Fe y Alegría la educación popular, la pedagogía del enfoque de educación popular", asegura Mario José Cano, profesor de Matemáticas de dicho centro escolar.

Cano asegura que “estamos en un proceso de transición por la educación tradicional que traemos por nuestra formación, por nuestro entorno, y los cambios que nos plantea la perspectiva de la educación popular”.

En el Colegio Nuestra Señora de Guadalupe, este modelo se refleja en la conformación de un sistema de gerencia educativo colegiado, integrado por cinco comisiones: De Salud sexual y reproductiva, Medio Ambiente, Disciplina, Reforzamiento escolar y de Cultura y Deporte.

Cada comisión integra una representación de maestros, estudiantes y padres de familia. Ana Guadalupe Reyes, es estudiante de quinto año de secundaria en Nuestra Señora de Guadalupe. Ella es parte de la Comisión de Disciplina. “Lo que hago es impartir información de las acciones que realiza la comisión de disciplina hacia los estudiantes del colegio, ya sea cumplir con las normas del centro o las diferentes acciones de leer el reglamento escolar y retransmitirla a los estudiantes”, asegura Reyes.

Su participación en este sistema lleva un par de años, por lo que ha integrado diferentes comisiones, como Cultura y Deportes  desde la que según Ana, se ha ayudado mucho a desarrollar el deporte en el colegio. “Desde la Comisión de reforzamiento escolar, la comisión de secundaria hemos ayudado a los estudiantes de primaria a desarrollarse mejor en las clases, con la comisión de Salud Sexual y Reproductiva se han impartido talleres instructivos para los jóvenes”, asegura Ana.

A algunos estudiantes, la posibilidad de participar  e incidir en las decisiones y actividades del colegio les ha servido para su crecimiento personal. Félix Pereir es miembro de la Comisión de Medio Ambiente de su colegio y asegura que su mayor aprendizaje ha sido saber que “yo puedo hacer un cambio y que mi persona es la única que puede cambiarse a sí misma, y que mediante mis acciones yo puedo hacer cambiar a otras personas”.

Félix recuerda que hasta hace un tiempo él acostumbraba tirar basura, pero que ahora cuando lo va a hacer recuerda que no es correcto y “si miro a uno de mis compañeros tirar basura le digo ¡Oye ideay,tomá conciencia! Es algo que nos está perjudicando porque es contra nosotros mismos”.

La idea de estas comisiones, según el profesor Mario José Cano, es que el colegio Nuestra Señora de Guadalupe haga su aporte al desarrollo de la comunidad. Por ejemplo, señala el profesor, “si nos corresponde hacer una campaña de concientización ir casa a casa, llevar mensajes, volantes o simplemente limpiar el cauce, lo hacemos en conjunto con la población”.

Félix reflexiona y asegura a Conexiones que la idea es “llevar los niveles de educación más allá de los salones de clase; creemos que la educación no solamente son las aulas de clase sino que también las experiencias que se crean, las relaciones, eso es principal y eso es lo que se quiere fomentar”.

Educación técnica, una alternativa para jóvenes

Los colegios de Fe y Alegría están ubicados en barrios de escasos recursos. De acuerdo al Padre Fernando Cardenal, Director Nacional de Fe y Alegría, lo fundamental para ellos es que a través de la educación los niños, niñas y adolescentes  consigan un futuro y  puedan tener un trabajo digno que les garantice una vida digna.

El padre Cardenal reunido con un grupo de estudiantes de Fe y Alegría durante la inauguración del Taller de Servicio Automotriz del Centro de Formación Técnica de Ciudad Sandino, pidió a los jóvenes reflexionaran sobre las opciones que tienen para salir adelante.

“No todos los bachilleres logran entrar a la universidad, ese es un hecho. No entró a la universidad, va a buscar trabajo y le preguntan ¿usted qué sabe hacer? Y el bachiller no, no… ¿qué sabe hacer usted? Con sólo el título no le dan nada” reflexiona el padre Cardenal.

Bajo esa visión Fe y Alegría ofrece a los jóvenes la educación técnica. “Podés para mientras ir sacando adelante tu vida con este trabajo, mientras tal vez más adelante logras entrar a la universidad”, indica el Director de esta organización.

En el Centro de Formación Técnica ofrecen las carreras de Mecánica Automotriz, Electricidad industrial y Computación. Con la apertura del taller los jóvenes podrán realizar sus prácticas y junto con los docentes ofrecerán toda una gama de servicios que incluye prueba de emisión de gases y reparación de vehículos.

Luisa Mendoza siguió el consejo. Cuando estaba en cuarto año decidió entrar a la carrera técnica de Mecánica Automotriz, a pesar de que sus amigas le indicaban que era mejor la computación porque “era cochinada llenarse las uñas de grasa”.

“Ya tenía un poco de noción porque mi papa es chofer, él trabajaba en la ruta 133 y yo miraba cuando destapaban el bus, trabajaba el motor y había una cierta curiosidad en mí”, recuerda Luisa quien ahora es parte del cuerpo docente del Centro de Formación Técnica de Fe y Alegría, y está pagándose la carrera de ingeniería mecánica.

Los Colegios de Fe y Alegría

Fe y Alegría es una organización cuya visión es alcanzar “un mundo donde todas las personas tengan la posibilidad de educarse, desarrollar plenamente sus capacidades y vivir con dignidad, construyendo sociedades en las que todas las estructuras estén al servicio del ser humano y la transformación de las situaciones que generan la inequidad, la pobreza y la exclusión”.

Fe  y Alegría arriba este año a su 36 Aniversario. Entre sus logros, incluye el haber abierto 30 centros educativos en todo el país: 8 centros de educación secundaria, 14 de educación pre escolar y primaria, 5 centros que ofrecen de primero a cuarto grado, el centro de formación Técnica, un Instituto básico rural agropecuario y la Escuela Normal, NER de Lechecuagos, León. Tienen presencia además en 58 Centros Educativos del Ministerio de Educación.

Este martes 7 de septiembre, Fe y Alegría celebra su 36 aniversario con la realización del Foro nacional presentación sistema de mejora de la calidad educativa en la Universidad Centroamericana. La idea es compartir la visión educativa de esta organización.

blog comments powered by Disqus

Licencia: Creative Commons

Reconocimiento (BY) Conexiones UCA

Rotonda Rubén Darío 150 mts. al Oeste.

Managua, Nicaragua

Apartado 69

PBX: (505) 22783923 Ext. 1292

Info: info@conexiones.com.ni