"No debemos soñar" advierte economista Luis Murillo sobre el Canal

Economía

Luis Murillo Orozco, sociólogo y economista. Imagen de Conexiones.

-Gobierno cometería un error al apostar por una estrategia sustentada exclusivamente en la suerte de un megaproyecto como el canal

-Urge una política industrial, potenciar el sector agrícola y garantizar exportaciones de calidad pero procurando un mayor valor agregado

-Sector Turismo repunta pero cifras no son “extraordinarias”, asegura

Por Elena Córdoba | Jan 20, 2015

Los nicaragüenses “no debemos soñar” con la construcción de un canal interoceánico como el anunciado por el gobierno del presidente Daniel Ortega, y en su lugar, el Ejecutivo y los sectores económicos deberían fortalecer la producción agrícola, desarrollar una política industrial y garantizar una mejor infraestructura para lograr un crecimiento económico sostenible, advirtió el especialista Luis Murillo Orozco.

El año 2014 disparó las expectativas de los nicaragüenses con el anuncio de las primeras obras vinculadas a la construcción para el mes de diciembre. Y en medio de las fuertes tensiones y violentos enfrentamientos entre policías y campesinos que resultarían afectados con la megaobra, 2015 se perfila como un año clave para la suerte del proyecto encabezado por la empresa china HKND y el gobierno de Ortega.

Pero para Luis Murillo Orozco, sociólogo, economista y docente de la Universidad Centroamericana (UCA), apostar la suerte del país al canal resultaría arriesgado y estratégicamente errado.

En esta entrevista con Conexiones, Murillo contrasta dos escenarios: el ideal, con el canal como punta de lanza, y el real donde menciona ámbitos concretos que Nicaragua está desaprovechando y que podrían significar oportunidades viables y efectivas en el mediano y largo plazo.

Igualmente, Murillo ofrece sus puntos de vista sobre el crecimiento del turismo, la caída en los precios internacionales del petróleo así como la crisis en Venezuela y sus efectos en Nicaragua.

 

CONEXIONES: La posible construcción de un canal interoceánico ¿De qué manera cree usted que va a impactar a la economía nicaragüense?

Luis Murillo: Yo siempre he dicho que hay que tener dos escenarios: uno ideal y uno real.

El escenario ideal (es) si se llegan a concretar dos proyectos, porque realmente son dos proyectos que comienzan este año, el gran canal y (la hidroeléctrica) Tumarín.

La economía ya no crecería 4,5 ó 5 por ciento, sino que tendríamos un crecimiento conservador de más del doble; estamos hablando de más del 10 por ciento.

Claro, ahí hay todo un análisis que hacer: si realmente los 55 mil empleos que están proponiendo van a ser absorbidos por la mano de obra nacional; si prácticamente el nivel de recuperación de la plata se va a tardar 10, 15, 20 años; si realmente nosotros vamos a mejorar nuestro nivel de ingresos…

Pero, en el real yo creo que no debemos de soñar. En lo particular soy muy escéptico del caso del canal interoceánico y creo que deberíamos apostar más con lo que nosotros tenemos: Mejorar la actividad económica agropecuaria y no pensar en un megaproyecto, que a fin de cuentas no nos va a beneficiar a todos, y nos va a dejar en desventaja desde el punto de vista económico, desde el punto de vista ambiental.

¿Cuáles cree usted que fueron los puntos clave para que el PIB en el 2014 creciera 4,6 por ciento?

Uno es el hecho de que mejoramos las condiciones climáticas, porque en el primer semestre tuvimos un problema de sequía bastante fuerte, pero en el segundo semestre hubo una recuperación y las actividades económicas fueron un poco más alentadoras.

Otra de las causas fue que a partir del segundo semestre julio-agosto, los precios internacionales del petróleo comenzaron a bajar, es decir, hubo una reducción del 55 por ciento.

Teníamos un petróleo de más de 100  dólares (por barril) y en la actualidad estaba en 46 dólares.

Otra de las razones es el hecho de que muchas economías han comenzado a disminuir, como en el caso de la China, el caso europeo y el caso de Estados Unidos.

Nosotros vendemos materia prima. Cuando se da el inicio de la crisis ellos no dejan de comprar materia prima, sino que afectan algunos sectores como el caso de construcción o el mercado de valores.

Si bien es cierto hay una desaceleración y un repunte de la crisis a nivel internacional de esa economía, nosotros tenemos un nicho de mercado que nos ha permitido tener una estabilidad de precios.

¿Qué sectores habría que afinar en Nicaragua para que crezca la economía?

Hay que incentivar principalmente los sectores productivos. Nosotros somos un país eminentemente agrícola, pero en la parte agrícola nosotros tenemos un déficit.

Cuando tienes una inestabilidad en la tenencia de la tierra, no puedes producir y prueba de ello es que por pugnas de propiedad, hay muchas extensiones de tierra que no estén siendo aprovechadas.

Además, la tierra es una parte de garantía para poder tener crédito, que es el segundo elemento el capital. ¿Cómo es posible que a nivel, en este caso internacional, las tasas de interés estén entre 1 y 3 por ciento y acá en Nicaragua estén por encima del 15 y 16 por ciento?

Producir con capital bancario es sumamente caro.

Y el tercer elemento es el trabajo. Si tú tienes un país con un nivel de escolaridad de cuarto grado de primaria no puedes ser muy productivo. Esos tres problemas los tiene el sector agropecuario en este país.

En materia de economía ¿Cree usted que Nicaragua hace lo suficiente para crecer económicamente?

Yo creo que Nicaragua tiene un déficit desde hace muchas décadas y a pesar de que se plantea de que somos la economía tercera o quinta en cuanto a posición de crecimiento en América Latina creo que no es suficiente.

Carecemos de una Política Industrial y por tal razón dependemos de la exportación de productos de bajo valor agregado.

El otro elemento es que tenemos una política de empleo y salarial que es muy espuria, no está adaptada a la realidad. Negociamos el salario mínimo en base a una metodología bastante obsoleta, que es en base a una negociación en relación a 53 productos que se estableció a mediados de la década de los años ochenta y que tiene otra connotación.

Tenemos pendiente también el tema de la productividad. No estamos produciendo por persona mayor cantidad de bienes y servicios. Nicaragua ha tenido un nivel de crecimiento que es relativamente bueno pero insuficiente.

Los precios bajos del petróleo ¿Cómo beneficia la economía de Nicaragua?

El beneficio no redunda en el consumidor. No hay una correlación entre la disminución de los precios internacionales del petróleo y la disminución, en este caso, de los precios de los productos básicos.

Eso se debe por dos razones fundamentales: el hecho de que nuestros mercados son oligopólicos, es decir, acá existen dos o tres empresas que refinan el petróleo y que a pesar de que el precio este bajando o este subiendo, los derivados del petróleo siguen teniendo una tendencia relativamente alta.

Y el otro es que no influimos en el precio internacional, aunque sí, de una u otra manera nos hemos visto favorecidos, porque Nicaragua importa 10 millones de barriles de petróleo al año y como ha venido bajando en un 55 por ciento, nosotros hemos tenido un ahorro mínimo, mínimo y este es un dato conservador de 300 millones de dólares.

Es decir, nuestra balanza de pago ha tenido menor nivel de déficit. Eso podría ser un punto a favor: estamos pagando menos valor de la factura petrolera.

Sin embargo, aquí se ha venido escondiendo ese beneficio que deberíamos de tener sobre todo en la tarifa de energía eléctrica y, uno de los planteamientos del gobierno es el hecho de que cuando los precios estuvieron altos, entonces se tuvo que recurrir a un préstamo de 185 millones de dólares.

La crisis de Venezuela que esta pasando ¿Cómo afecta a los nicaragüenses?

La crisis nos está afectando bastante porque Venezuela es uno de los últimos reductores de cooperación internacional. En el caso de Nicaragua hay dos problemas fundamentales.

Uno es el hecho de la caída de precios internacionales y dos, los fuertes déficits que tiene Venezuela. Venezuela no es que te da recursos de manera directa para que vos financiés los proyectos sociales, sino que se estableció un convenio. Por eso se creó una empresa privada (ALBA), que son ahora casi 30 empresas.

Lo que se planteó en su momento, cuando estaba vivo el (Hugo) Chávez, era de que a Nicaragua se le iba a ofertar un precio de 40 a 45 dólares el barril. Entonces todo lo que esté por encima de ese precio, a Nicaragua le quedaba el plus para poder financiar proyectos sociales.

De mantenerse esa tendencia el gobierno va a tener pocos recursos para seguir financiando estos proyectos sociales que desde mi punto de vista son asistencialista.

¿Qué papel jugo el turismo en la economía nicaragüense y que se espera en este sector?

Se ha dicho que el turismo ha tenido un papel relativamente dinámico, pero tomemos en cuenta de que muchos países ya han aprovechado, creado y han posicionado una marca a nivel internacional y prueba de ello son los ticos.

Hace unos cuatro o cinco años teníamos unos 250 mil dólares en turismo. Ahora llegamos más o menos a los 4, 5 millones, que no es una cifra extraordinaria.

Sin embargo, aquí hay un problema bastante serio: para poder captar un turismo mínimo y adecuado, tienes que tener infraestructura económica, buenas carreteras, un buen sistema de salubridad, un buen sistema de hoteles, de tour operadores y eso esta todavía en déficit.

Un segundo elemento es el hecho de que la mayor parte de la mano de obra en Nicaragua por muchos años se especializó en la parte agropecuaria. No es tan fácil pasar de producir un producto en el sector primario a un producto en el sector terciario, como es el caso de turismo.

¿Qué expectativas de crecimiento tiene para 2015?

Creo que hay buenas expectativas económicas; creo que el nivel de crecimiento va a rondar el 5 por ciento. Vamos a aprovechar que nuestros productos tienen buenos precios y son aceptados.

Aunque algunos países que nos compran han tenido problemas de desaceleración, el caso de los Estados Unidos, de países europeos, pero con o sin canal, vamos a tener un nivel de crecimiento económico igual o un poquito mayor.

 

 

(Editado por Mauricio Miranda)

blog comments powered by Disqus

Licencia: Creative Commons

Reconocimiento (BY) Conexiones UCA

Rotonda Rubén Darío 150 mts. al Oeste.

Managua, Nicaragua

Apartado 69

PBX: (505) 22783923 Ext. 1292

Info: info@conexiones.com.ni