Tensión política y económica en Venezuela es insoportable

Política

Una de las protestas en 2014, donde universitarios se enfrentaron con las autoridades policiales del gobierno venezolano. Imagen de ervega tomada de flickr.com.

-2014 registró niveles “sin precedentes” de protestas ciudadanas según Observatorio Venezolano de Conflictividad Social: 9, 286 en total, el 52 % fueron en rechazo a presidente Maduro

-Represión política, escasez de alimentos y “entramado jurídico” dirigido a criminalizar la protesta social y pacífica, lo que se vive en el país bolivariano según reporte anual de organismo civil

Por Mauricio Miranda | Jan 22, 2015

La inconformidad por la situación política y económica en Venezuela y la manera represiva con que el gobierno del presidente Nicolás Maduro ha intentado mantener el control sobre los distintos sectores de la población, disparó los niveles de protesta en el país bolivariano a registros sin precedentes en 2014, según un informe del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS).

El reporte “Conflictividad Social en Venezuela 2014” publicado este 19 de enero, deja entrever la dramática situación que se vive en ciudades y municipios de todo el país como consecuencia de la tensión política y la escasez de alimentos y revela números rojos sobre la inconformidad general de los venezolanos: en sólo 2014 se registraron 9 mil 286 protestas; el 52 por ciento fueron en rechazo al presidente Maduro.

“El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) --que utilizó como insumo principal el seguimiento a través de medios de información de alcance nacional y regional, fuentes de organismos oficiales y organismos no gubernamentales--, registró entre enero y diciembre de 2014 al menos 9,286 protestas, cifra inédita en las últimas décadas, equivalente a 26 protestas diarias en todo el país”, señala el informe.

Según el mismo, en ese año se documentaron 111 por ciento más de protestas que en 2013, cuando se contabilizaron 4,410, con un promedio de 12 protestas diarias a nivel nacional.

“Durante este período –2014--, se mantuvieron las protestas y conflictos de índole social reportados en años anteriores. Adicionalmente, se registró una ola de protestas ciudadanas con contenido político y social, rechazando a la administración del presidente Nicolás Maduro y denunciando la implementación de prácticas represivas por parte de funcionarios venezolanos y civiles afectos al gobierno en el contexto de manifestaciones pacíficas”, señala categóricamente el reporte.

Informe contrasta con discurso presidencial

Los resultados de este informe se revelaron apenas días antes del discurso del presidente Maduro, tras su gira en la búsqueda de fondos para enfrentar la crisis económica que atraviesa la tierra de Bolívar.

La noche de este miércoles, el mandatario anunció algunas medidas económicas que su gobierno implementará a lo inmediato: incrementar los precios de la gasolina, reordenar su sistema cambiario (cuyo procedimiento aún no se ha detallado) y aplicar una “moderada” reforma fiscal.

En un momento de su discurso, tuvo que admitir, con franqueza pero con un semblante casi derrotista, que el precio del barril de petróleo venezolano no alcanzaría nuevamente los 100 dólares en el mercado internacional, aunque exhortó a los venezolanos a esperar que la Providencia Divina les rescate de la crisis: “Dios proveerá”, expresó acongojado pero airoso.

Universitarios iniciaron ola de protestas

Y a su vez, declaró que no bajará la guardia ante los reclamos de la oposición y anunció que irá sobre los establecimientos señalados por su gobierno de acaparar alimentos y otros bienes de consumo básico con el fin de derrocarlo del poder.

Este tono de confrontación ha sido uno de los factores que mayormente ha incidido en los niveles de protesta según el OVCS, en cuyo informe se revela “un salto histórico” en comparación los índices de protesta en los últimos años. “El registro anual más alto fue de 5,483 protestas en 2012”, dice el informe.

El OVCS destaca que los datos del primer semestre de 2014 lo colocaron como un “año récord”, con 6 mil 369 protestas contabilizadas.

De hecho, en febrero nació una ola de protestas con jóvenes universitarios que exigían seguridad ciudadana y manifestaban su rechazo a los altos índices de criminalidad y violencia.

En las semanas posteriores, los reclamos masivos implicaron temas como alimentación, participación política, derecho a la vida, libertad de integridad personal y a la libertad de expresión, según el observatorio.

La principal figura señalada fue el presidente Maduro, su equipo de gobierno y las “prácticas represivas implementadas” durante manifestaciones pacíficas.

“Fueron protestas con un alto contenido político y vinculado con derechos sociales”, destaca el OVCS en su informe.

Represión provocó escalada del conflicto

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social diferenció dos tipos de protestas: las dirigidas en contra del presidente Nicolás Maduro y la represión a manifestantes, las cuales se contabilizaron en 4,833 (52 por ciento); y las orientadas a las exigencias de derechos y descontentos con medidas gubernamentales, que sumaron 4,453 (48 por ciento).

La respuesta que ofreció el presidente venezolano “promovió una escalada de conflicto con resultados lamentables en todo el  país”, indicó el OVCS en el informe, en cual se destaca, de acuerdo a información oficial del Ministerio Público, que entre febrero y junio se registraron 3,306 manifestantes detenidos, 973 heridos y 42 fallecidos.

“El gobierno venezolano respondió a esta ola de protestas y movilizaciones pacíficas con un discurso de descalificación, prácticas sistemáticas de represión, militarización de algunas ciudades y criminalización de la protesta”, destaca el observatorio, para el cual “la violencia y represión hacia manifestantes alcanzó cifras inéditas en la historia venezolana, solo comparable con los sucesos del Caracazo de 1989”.

Guardia y Policía en primera línea de la represión

El observatorio denunció el “uso desproporcionado” de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) respaldada desde los poderes públicos. Indicó que los manifestantes fueron agredidos por grupos paramilitares, civiles armados pro-gobierno “que actuaron con permisividad y coordinación con funcionarios del Estado”.

“La política represiva se justificó con el argumento de garantizar el orden interno del país. Según las autoridades venezolanas todas las protestas eran violentas y tenían un objetivo insurreccional y desestabilizador”, reza el documento.

Ciertamente, en sus discursos el presidente Nicolás Maduro ha sostenido que su gobierno es víctima de un complot perpetrado por “enemigos de la revolución” y de la “oposición derechista” que alienta acciones para derrocarlo.

“El que quiera trabajar bienvenido, pero el que quiera sabotear vamos a apretar con la ley todo lo que podamos”, dijo Maduro este miércoles en cadena nacional de radio y televisión.

Además de alimentos, falta materia prima para la industria

En el segundo semestre de 2014 se incrementaron las protestas en las inmediaciones de supermercados, abastos y locales comerciales de venta de alimentos y productos de higiene personal, constató el observatorio.

En ese sentido advirtió que “las medidas que tomó el gobierno a mediados de año (ajustes de precios, importación de productos de productos de primera necesidad, captar huellas, etc.) no fueron suficientes para solucionar el problema a corto plazo y los reclamos fueron en aumento”.

Sin embargo, pese a que las protestas por alimentos y medicinas fueron más evidentes, “también los efectos de desabastecimientos de materia prima, repuestos, etc., fueron causas de protestas en sectores como el de la industria automotriz, el transporte de carga y de pasajeros y hospitales”.

Huelgas de hambre también se disparan

Las huelgas de hambre también se desbordaron: 194 registradas en todo el año, cifra 52 por ciento mayor que el año anterior y la más alta en los últimos años.

Este modo de protesta fue utilizado principalmente por estudiantes universitarios, jóvenes miembros de partidos políticos y privados de libertad, según el OVCS.

El observatorio denunció en su informe que el gobierno “continuó el desarrollo de un entramado jurídico dirigido a judicializar y criminalizar a la protesta social y pacífica”.

De manera específica señala que el 24 de abril la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia dictó una sentencia que obliga a las personas a solicitar permiso para ejercer su derecho humano a la manifestación política y obliga a los cuerpos de seguridad a dispersar “cualquier manifestación que no tenga tal permiso”.

Bajo este contexto, el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y cuya figura más visible, el propio presidente Maduro --quien resiente de los índices más bajos de popularidad (22,6%) según la informa consultora Datanálisis--, tendrá que afrontar el manejo del país de cara a las elecciones legislativas de este año, donde se pondrán en juego 165 escaños de la Asamblea Nacional, gobernada actualmente por el chavismo.

Puede descargar el reporte "Conflictividad Social en Venezuela 2014", dando click aquí.

blog comments powered by Disqus

Licencia: Creative Commons

Reconocimiento (BY) Conexiones UCA

Rotonda Rubén Darío 150 mts. al Oeste.

Managua, Nicaragua

Apartado 69

PBX: (505) 22783923 Ext. 1292

Info: info@conexiones.com.ni